Existen varios lugares del cuerpo en donde se puede practicar una liposucción, pero la más común entre todas, es el abdomen. La liposucción abdominal es un proceso quirúrgico para mejorar la silueta del cuerpo, removiendo grasas que son resistentes a la dieta y el ejercicio.

Este es un proceso que no es recomendable para gente que tiene sobrepeso, ya que la liposucción no es un tratamiento para bajar de peso. El candidato más adecuado es aquel que está unos kilos por encima de su peso ideal, pero que no llega al sobrepeso o la obesidad.

La liposucción nos ayudará a moldear aquellas zonas en las que tenemos grasa resistente, obteniendo de esta forma la figura que deseamos en un corto tiempo.

El tiempo de recuperación dependerá de la cantidad de grasa que se tuvo que remover del paciente y de la zona de donde fue removida la grasa. Se recomienda reposo por una semana, sin embargo, algunos solo ocupan unos días, pero es decisión del médico dependiendo del caso individual y se deben seguir las instrucciones.

Los resultados pueden verse desde unos días después de que sales del quirófano o hasta puede tardar un par de meses, el tiempo de adaptación de tu nuevo cuerpo depende de la sensibilidad del mismo para este cambio.

Este proceso no sólo te hará lucir una silueta más esbelta y delgada, sino que también definirá tus curvas de una manera bastante notable (en el caso de la mujer).
Una de los beneficios más característico es que ayuda a la disminución de la celulitis y la cicatriz que deja es pequeña y fácil de ocultar siendo casi imperceptible a simple vista.

Llámanos a Perfection Cirugía Plástica y Estética en Cancún al +52 (998) 898 3131 o regístrate en el formulario de contacto de la página WEB y una de nuestras coordinadoras médicas te contactará para darte toda la información de este tratamiento.